Otras Imágenes

Arcángeles Pasionistas

Encargados por la Hermandad a Juan Pérez Calvo, fueron ejecutadas por Luis Ortega Bru que por entonces trabajaba su taller. Se estrenaron en la semana Santa de 1954, completando el paso que se había estrenado el año anterior. Han sido restaurados en el año2006 por D. Sergio Sánchez.

El Cirineo

“…Nadie quiere aliviarle de tan pesada carga. Simón de Cirene ni lo esperaba. Volvía del campo después de su trabajo y se tropezaron con él. Sin preguntarle siquiera, cargan sus hombros con la Cruz. Le obligan. La lleva a la fuerza.

¡Hay tantas cruces que no esperamos y que la llevamos así! A rastras nos pesan aún más. Si las rechazamos, nos redimen; nos dañan. Aceptadas de buen grado, se vuelven más ligeras y nos salvan.

Lo que para el Cirineo, en un principio fue pesada carga, lo agradeció después. Nadie, camino del Calvario, estuvo más cerca del Nazareno. Nunca tuvo menos peligro de perderse, llevando su cruz “detrás de Jesús”. En la Pasión le había reservado el Señor un oficio de privilegio: llevar sobre sus hombros la Santa Cruz de Cristo por las
calles de Jerusalén.”

La primera referencia que tenemos del Cirineo en la Hermandad es en 1913, en que se adquiere una imagen del mismo a la Hermandad de la Coronación de Sevilla, procesionaba esta efigie en el paso del Señor con la Cruz a cuestas de dicha Hermandad. Curioso es resaltar que otras imágenes de dicho paso fueron también adquiridas por la Hermandad de los Dolores de la Merced y son las que aún hoy día acompañan al Señor de las cadenas. Todas se suponen que son obra de Jerónimo Roldán.

Al desaparecer la imagen en 1936, Ramón Chaveli ejecuta una nueva obra a principios de los años cuarenta, que procesionó con Jesús Nazareno hasta que fue sustituida en la Semana Santa del año 2000 por una nueva imagen, obra del rocianero Elías Rodríguez Picón, él mismo describe la imagen de la siguiente forma: “….La imagen en madera de
cedro real trata de ser una imagen acorde con la del Señor, una menor altura en la postura de la talla, con una mayor inclinación, la frente plegada de forzar la mirada hacia arriba marca su expresión. Al mismo tiempo ha de mostrar cierto temor e incertidumbre al ir pendiente de Cristo sin perder la mirada y sin saber cuando éste va a dar el siguiente paso, intentando ayudarle sin causarle ningún daño.

El pie derecho arrastrado levanta el talón, dejándose caer en la parte delantera, justo para dar el paso, equilibrando el movimiento del cuerpo inclinado hacia delante. Mientras que la pierna izquierda está adelantada soportando la mayor tensión y casi todo el peso del cuerpo. Los pies están cubiertos con unos calzos, que se adornan en la parte superior en dos tonos de cuero llegando hasta la altura de los gemelos,
quedando los dedos descubiertos.”

La imagen de Chaveli ha sido restaurada recientemente por D. Sergio Sánchez




Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Huelva.
C/ Rascón 31. 21001 Huelva
959285372 - nazarenohuelva@hotmail.com

Sitio web desarrollado por Gestiona Business Solutions s.l.