Paso de Palio

En 1913, procesiona por primera vez la Virgen de la Amargura en el siglo veinte, se trataba de un paso sencillo descrito en el diario la Provincia del día 10 de marzo como un palio “de mucho gusto y riqueza, de terciopelo negro, con bordado y fleco de oro”.
A pesar de los recientes estrenos de los pasos en el mes de febrero de 1914, la Junta decide reformarlos. Se trata de una época de resurgimiento de la Hermandad, se potencian en gran medida los cultos y se adquieren nuevos enseres, entre ellos seis jarras de plata, dos ánforas y cuatro candelabros de siete luces para la Virgen y dos jarras doradas para el paso del Señor. También el Diario de Huelva del 7 de abril del mismo año hace referencia a la adquisición de un manto para la Amargura: “ Ante anoche estuvo expuesto al público en la casa Sousa, el riquísimo manto adquirido para la peregrina imagen de Ntra. Sra. de la Amargura, por la Hermandad de NPJN, de la parroquia de la Concepción. El manto es de gran gusto y mérito artístico, atrajo grandemente el interés y la admiración del público que en crecido se agolpaba a contemplarlo.
También se exhibían las ricas vestiduras para San Juan, nuevas igualmente este año, y el valioso y elegante cíngulo que lucirá la Virgen, que ha sido confeccionado por sus camaristas las distinguidas señoras de Domínguez López y Vda. de Ramírez Cruzado”.
En 1918 se adquiere la candelería para el paso de la Virgen.
Cuatro años después, en 1922, la Hermandad adquiere para la Virgen el manto que hasta entonces pertenecía a la Virgen del Patrocinio, de la hermandad del Cachorro de Sevilla. Dicha obra fue ejecutada en 1881 por las hermanas Antúnez, se trataba de un manto con dibujo de tulipanes, rosas, azucenas, cardos y otras flores sobre fondo azul. El diseño era de D. Manuel Jesús Beltrán. Lamentablemente dicha obra se perdió en julio de 1936, junto con los pasos y todos los enseres que la Hermandad tenía en el almacén que se encontraba en el colegio de San Vicente de Paul.
El uno de junio de 1927 se firma el contrato un nuevo palio con Juan Manuel Rodríguez Ojeda y se platea la candelería. El palio se estrenaría el año siguiente. Se trata de uno de los pocos enseres que perduran hasta nuestros días.
En 1929 se adquieren unos faldones de la Virgen de terciopelo de seda azul bordados en oro.
El 20 de julio de 1936 se destruyen casi todos los enseres de la Hermandad (manto de las hermanas Antúnez, pasos procesionales). Se lograron salvar algunos como el palio de Rodríguez Ojeda, la corona y las potencias de plata del siglo XVII, la corona de Orrico, algunas actas, libros de cuentas y correspondencia.
A mediados de los años sesenta se adquieren las jarras del paso de palio, obra del taller de D. Juan Borrero, la peana de Jesús Domínguez y faroles entrevarales de Seco.
A finales de los años ochenta comenzó un proceso de renovación que llevó a cambiar casi todos sus elementos, así en 1987 se estrena la candelería, obra del trianero D. Juan Borrero. En 1988 los varales obra de D. Ramón León Peñuelas. En 1990, los candelabros de cola, del mismo autor. Entre 1991 y 1993 se pasaron a nuevo terciopelo las bambalinas exteriores del palio y se confeccionó el nuevo techo de palio por parte del taller de Fernández y Enríquez y en 1992 se realizó la factura de los nuevos respiraderos y la restauración de las jarras del palio y los faroles del mismo, también por a cargo de D. Ramón León.
En 2002 Marmolejo realiza la Virgen del Rocío en plata para la entrecalle del palio. 

En Cabildo Extraordinario de Hermanos del 09 de marzo de 2016 se aprueba el diseño de D. Rafael de Rueda a ejecutar por el taller de Bordado de D. Jesús Rosado Borja en Écija con el diseño de las Caídas y el Manto de Salida de María Santísima de la Amargura en el Estilo Juanmanuelino de las Bambalinas. El Faldón delantero bordado se estrena en la Semana Santa de 2017.




Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Huelva.
C/ Rascón 31. 21001 Huelva
959285372 - nazarenohuelva@hotmail.com

Sitio web desarrollado por Gestiona Business Solutions s.l.