Historia

Se pueden resumir una serie de hechos que han ocurrido en la Hermandad durante más de cuatro siglos, le podemos, según las modas, dar más importancia a unos que a otros. Se pueden tener referencias más o menos precisas según los avatares que han ido aconteciendo en los diferentes períodos, pero una constante que no se puede resumir ni expresar de ninguna de las maneras es la devoción que a lo largo de la historia, desde la fundación de nuestra Cofradía, ha tenido la advocación de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Por encima de cualquier moda, corriente social o política la referencia de la devoción la Nazareno ha sido una constante en nuestra ciudad. Se trata de una devoción que trasciende el sentido de la Hermandad, muchos ni tienen conciencia de la existencia de la misma. Tenemos una responsabilidad como Hermandad de fomentar por encima de todo dicha devoción en un mundo y una sociedad cambiantes y plagados de problemas. El Señor de Huelva ha de seguir siendo ese faro de referencia devocional y la Hermandad ha de buscar para ello, un mayor compromiso con los retos actuales. Pero para tener una proyección de futuro es conveniente siempre saber de donde venimos, el conocimiento de nuestro pasado, con sus luces y sus sombras, ha de servirnos de plataforma para afrontar un futuro con las ideas claras, basten unas pequeñas referencias para iniciarnos en el conocimiento de la misma.

A finales del siglo dieciséis, en 1583, la Orden de los Mínimos erigen su convento en la calle Puerto, es entonces cuando se funda la Hermandad del Nazareno de Huelva. A los diez años, debido a la insalubridad del terreno, trasladan el mismo a una zona más alta de la misma calle, con lo que la Hermandad se traslada también a su nueva sede, allí permanece hasta la Desamortización del siglo diecinueve es entonces cuando se trasladará a su sede actual de la Parroquia de la Purísima Concepción.

En el período en que permaneció en el convento de la Victoria de los Mínimos se produce una estrecha unión entre la Comunidad de San Francisco de Paula y la Hermandad así, en 1635 siendo Hermano Mayor Gaspar Díaz, la Hermandad labra altar en su capilla con derecho a sepultura en la misma para sus hermanos, al mismo tiempo que se da constancia del acompañamiento de la comunidad a la Cofradía durante su Estación de Penitencia el Viernes Santo, siendo también éstos los encargados del Sermón en dicho día y también de celebrar misa cantada en el altar del Señor todos los domingos últimos de cada mes.

En los estatutos de 1713 se hace referencia a la agregación de la Cofradía de Jesús Nazareno de los Mínimos. También es este año se nombra Hermano Mayor perpetuo al Duque de Medinasidonia ( a la vez Conde de Niebla).. Por entonces la Hermandad celebra Función Principal el 3 de mayo, fiesta de la Santa Cruz. Consta también que la imagen del Señor portaba la llave del Sagrario el jueves y el viernes Santo, de ahí la denominación que a veces se le daba al Señor como el “Guardián de la llave”.

El 31 de enero de 1791, el Consejo de la Corona concede el pase del Breve de Oratorio obtenido por el lectoral de la Catedral de Cádiz D. Antonio Manuel Trianes Rivero. Éste es hermano de D. José María a quien en 1793 se le concede el Patronato de la Hermandad. Cuatro años después, en 1797, se produce la agregación a la Hermandad del Silencio de Sevilla.

No sabemos con exactitud el año del traslado de la Hermandad a la Parroquia, pero al menos el convento estaba ya desamortizado en 1823. Según testamento del 18 de julio de 1845, doña Teresa de la Cruz como representante de la familia Trianes, declara que habiéndose suprimido el convento trasladó el altar que pertenecía a los Trianes a la Parroquia de la Concepción. Así, y por lo visto anteriormente, se denota la vinculación de la familia Trianes con la Hermandad desde finales del siglo dieciocho hasta finales del siguiente.

Consta que la Hermandad procesionaba por aquella época con cuatro pasos: Jesús Nazareno, La Virgen, la Verónica y San Juan, celebrándose el sermón del Viernes Santo en la plaza de San Pedro, es precisamente a finales del siglo diecinueve cuando se deja de celebrar dicho sermón.

Durante los años 1856 a 1858 Marcelo Espínola, joven abogado preocupado por la precariedad de los más necesitados, reside en Huelva. Es por entonces durante sus visitas diarias al Sagrario de la Concepción, que se encontraba en la capilla de la Hermandad, cuando se confirma la vocación de tan ilustre religioso.

Debido a determinados comportamientos indecorosos durante la procesión, el Arcipreste D. José María Cárdenas suprime la misma en 1877, pero l Hermandad sigue haciendo Estación de Penitencia en los años siguientes según consta en los escritos enviados al Ayuntamiento en 1890, en el que se invita al mismo a la salida de la Cofradía y se solicita fuerza armada para evitar cualquier tipo de altercado.
Por esta época se conocía a la Hermandad como “la del Paso” e incluso en algunos escritos como Hermandad de la Quinta Angustia de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Victoria. Se supone que la titularidad de la Victoria sería un error de información porque aunque la Hermandad hubiera residido en el convento con dicha titularidad en documentos más antiguos consta la advocación de la Amargura.

Tras un período de inestabilidad en la Hermandad, en 1.906 la Corporación resurge con brío de la mano de D. Roque Borrero Quintero, ligada al gremio del comercio, redactándose en 1918 unos nuevos estatutos. Son grandes las reformas en este período. Se estrena un nuevo paso para el Señor en 1911 y dos años después otro para la Virgen. Se adquiere un cirineo en 1913 procedente de la Hermandad de la Coronación de Sevilla, en 1922 un manto de la Hermandad del Patrocinio que había sido ejecutado en 1881 por la hermanas Antúnez y en 1928 un nuevo palio bordado en el taller de Rodríguez Ojeda. Al mismo tiempo que se van ejecutando nuevas insignias. Los cultos son impulsados con la celebración de los Viernes del Nazareno, el Quinario y el Besapié, éste último el domingo de Ramos, el Besamano de la Virgen, que se celebra el Viernes de Dolores y el Triduo de fin de año. En este período también se modifica el recorrido de procesional que en lugar de ir hasta la plaza de San Pedro, recorre las calles más próximas a la feligresía de la Concepción. Comienza entonces a procesionar la Hermandad por calles tan tradicionales hoy día como Valencia, Tendaleras, Doce de Octubre y Marina. Éste recorrido se mantendrá hasta los años setenta.

La Hermandad no hace Estación de Penitencia entre los años 1.932 y 34 debido a los movimientos políticos, celebrándose en su lugar un Vía+Crucis el Viernes Santo en el interior de la Iglesia.

El 20 de julio de 1.936 la Iglesia es incendiada y destruida completamente. La Hermandad pierde sus Titulares. También desaparecen casi todos sus enseres, pues el almacén donde se guardaban se encontraba en unas dependencias de San Vicente de Paúl que también fue incendiado. Sólo se salvaron los que estaban en casas particulares como el palio, las dos coronas que por entonces tenía la Virgen y unas potencias de plata del Señor, algunas actas, un libro de cuentas y alguna correspondencia.

En 1.937 al mismo tiempo que la Hermandad se recupera, va gestando en su seno una nueva Hermandad, la de la Soledad, ligada a la del Nazareno desde 1.937 hasta su definitiva segregación en 1.944. Al no haberse bendecido la nueva Imagen del Señor, este Viernes Santo, el de 1937, la Hermandad procesiona con un sencillo paso de escayola en el que se entronizó un cuadro, reproducción de la antigua Imagen del Señor. A causa de la carencia de telas, los hermanos no vistieron la túnica, sino que hicieron la Estación de Penitencia con un escapulario y vestidos de calle. En éste mismo año, el 21 de julio en la iglesia de la Milagrosa, debido al cierre de la Concepción, se bendice la nueva imagen de la Virgen de la Amargura, obra de Ramón Chaveli, donada por D. Antonio Herrero de los Reyes. Al año siguiente el 19 de marzo y en el atrio de la Concepción, aún sin reconstruir, se bendice la nueva imagen del Señor también del mismo autor y donada por el mismo hermano, al finalizar el acto es llevada en procesión hacia la sede provisional en la iglesia de la Milagrosa.

El 23 de noviembre de 1.939, las Imágenes son trasladadas a la Parroquia, ya restaurada, procediéndose tres días después a la bendición de la misma. En éste mismo año, según consta en la Hermandad Tomás Chaveli realiza la nueva imagen de San Juan.

En 1.940 Manuel Gómez Basilio realiza un nuevo paso para el Señor. También en este año se encarga la nueva imagen del cirineo a Ramón Chaveli, que acompañaría al Nazareno hasta el año 2000, año en que sería sustituido por una nueva imagen obra de Elías Rodríguez Picón.

El 19 de abril de 1.950 la capilla sufre un incendio fortuito y la imagen del Nazareno es destruida, mientras que las de la Virgen de la Amargura y la de San Juan sufren daños. Ello conlleva a que se tenga que ejecutar una nueva imagen del Señor, que realizada por Sebastián Santos, se bendice el 31 de octubre del mismo año. También serían restauradas por el mismo autor las imágenes de la Virgen y del Discípulo.

En 1951 el Padre Laraña, que durante años predica al Señor, al finalizar el Quinario funda el comedor Virgen de la Cinta. Dicha entidad surge en gran medida de la colaboración de la Hermandad. El comedor fue bendecido por el Sr. Obispo D. Pedro Cantero. Muchos años después, el 21 de octubre de 1994 el venerable Padre Laraña, recibió un homenaje de la Hermandad, en el que se le nombró hermano honorario y se le impuso la medalla de oro de la Hermandad. Con posterioridad en 1997 el ayuntamiento lo nombraría hijo adoptivo de Huelva.

En el año 1954 el Señor estrena unas nuevas andas realizadas por Miguel Hierro, con faroles de Jesús Domínguez y Arcángeles de Ortega Bru. En dicho paso procesionó el Nazareno hasta que en la Semana Santa del 2003 se estrenara el nuevo, ejecutado por los Hermanos Caballero.

En 1.975 la capilla de la Hermandad es reformada, luciendo como hasta antes de la última reforma del año 2007.

En 1.977 modifica su recorrido pasando por primera vez por el convento de las Hermanas de la Cruz, donde el año siguiente en su fachada principal se instalaron sendos azulejos del Nazareno y de la Virgen, al mismo tiempo que se nombraron a la Hermanas de la Cruz camaristas de la Virgen. Al año siguiente, en 1.978 la Hermandad tuvo su primera cuadrilla de hermanos costaleros.

El 21 de marzo de 1.980 tiene lugar el primer Via+Crucis Cuaresmal del Consejo de Hermandades y Cofradías de Huelva, siendo designada la imagen del Nazareno para la celebración del mismo. El recorrido llegó hasta la Merced y fue presidido por el entonces obispo D. Rafael González Moralejo. Volvió a ser designada con el mismo motivo para el Via+Crucis del año Jubilar del año 2.000 y en 2005.

En 1.983 dentro de los actos conmemorativos del cuarto centenario, el 22 de octubre, la imagen del Nazareno procesiona por la ciudad. Durante el recorrido y a la puertas del Ayuntamiento, el alcalde de la ciudad por entonces, D. Jose Antonio Marín Rite, hace entrega de la primera medalla de la ciudad concedida a una imagen religiosa.

El 28 de mayo de 1987 con motivo del Año Mariano, la Virgen de la Amargura sale de forma extraordinaria. En este mismo año se creó la Agrupación Musical “Nuestro Padre Jesús Nazareno” que con posterioridad a mediados de los años noventa pasaría a ser Banda de cornetas y tambores. También en éste año la Hermandad del Nazareno recibe la primera medalla de oro de la Hermandad de la Soledad con motivo del cincuentenario de la primera salida procesional de su Imagen Titular.

En la Semana Santa de 1988, la Hermandad del Nazareno pasa por primera vez por la Carrera Oficial. Hasta entonces no lo había hecho nunca por las características tan particulares de nuestra Cofradía, al haber procesionado durante cuatrocientos años sola en la Madrugada de Huelva, cosa que desde 2011 vuelve a ocurrir. En éste primer año lo hizo en sentido contrario, pero con posterioridad pasaría a hacerlo en el mismo sentido que las demás. En dicha ocasión el Simpecado de la Hermandad del Rocío de Huelva recibió en la Placeta a la del Nazareno, se da la circunstancia que éste fue el último año de su sede en la calle Gravina antes de su traslado a la nueva de la Avenida de Andalucía.

Debido a la relación de la Hermandad con Marcelo Espínola y con la comunidad de la Esclavas, ésta hace entrega a la Hermandad el 25 de marzo de 1.988 de una Reliquia del Beato. Al año siguiente el 22 de noviembre, en Cabildo General, se nombra a la Congregación de las Esclavas del Divino Corazón como camareras del Nazareno.

La Hermandad también tuvo el honor de recibir en la Cuaresma de 1.994 la reliquia de San Antonio María Claret, ofrecida por la comunidad de los Claretianos, y en el año 2003 el paso de María Santísima de la Amargura, porta por primera vez las reliquias de Santa Ángela y del Beato Manuel González.

En 1995, el por entonces Párroco de la Purísima, D. Carlos Núñez Vega, escribe el nuevo Quinario a Jesús Nazareno.

El 21 de febrero de 1997, con motivo del bicentenario de la agregación a la Hermandad del Nazareno de Sevilla, se celebró un memorable Via+Crucis con la Imagen del Nazareno. Para tal ocasión vino una representación del Silencio. Durante el recorrido se visitó a la Hermanas de la Cruz. y el Señor entró en la Iglesia de la Esperanza, entregándose la carta de adhesión a la Coronación de la Virgen. La Hermandad de la Expiración nos entregó un cuadro con una antigua potencia del Señor, que había desaparecido durante la quema de la Parroquia en 1936 .

El cuatro de febrero de 1999 se procede al cierre de la Concepción debido al estado en que las obras de un edificio colindante han dejado a la fábrica de la Parroquia. Nuestros Titulares son trasladados a la casa que la Hermandad tiene en la calle Rascón, donde residirá la Cofradía hasta noviembre del 2007 año en que se procedió a la reapertura de la Parroquia. Durante todo este período, y gracias a la inestimable ayuda de la Hermandad de San Francisco, la Cofradía hace estación de penitencia desde la Iglesia de Santa María de la Esperanza. Se estrechan aún más los lazos entre estas dos corporaciones religiosas, hasta tal punto que el 5 de marzo de 2005, la Hemandad hace entrega de las medalla de oro de nuestra Hermandad a la de San Francisco y el veintitrés de febrero de 2006 la hermandad de la Esperanza en Cabildo Extraordinario decide conceder al Señor su máxima distinción, la Medalla de Oro de la Hermandad de San Francisco, siéndole impuesta el veinte de marzo del miso año. También en dicho año S.A.R el Príncipe de Asturias acepta el nombramiento de Hermano Mayor Honorario.

El 9 de abril de 1.999, y por acuerdo municipal, una parte de la calle Plus Ultra, situada en el corazón de la ciudad y de la feligresía, pasa a denominarse “Jesús Nazareno”. El Señor pasa con tal ocasión por primera vez por dicha calle, en su regreso a la casa de Hermandad, tras la misa de despedida en la Iglesia de la Esperanza.

El 13 de marzo del 2000, La Imagen de N.P.J Nazareno salió en el Via+Crucis Oficial del Consejo de Hermandades con motivo del nuevo milenio. Presidiendo dicho acto el señor Obispo Don Ignacio Noguer Carmona. En éste mismo año la Hermandad amadrinó la bendición del Cristo de la Redención celebrada en la capilla del Asilo de Santa Teresa Jornet.
El 17 de marzo de 2005, la Hermandad amadrina la bendición del Cristo de la Providencia de las Hermandad de la Santa Cruz.
El 30 de Mayo del año 2006 S.A.R. El Principe de Asturias Don Felipe de Borbón y Grecia aceptó la distinción de Hermano Mayor Honorario. El Domingo 14 de diciembre de 2008, durante la Pontifical Presidida por el Sr. obispo de Huelva D. José Vilaplana Blasco, con motivo del 425 aniversario de la fundación, éste hace entrega de una reliquia de la Santa Cruz, procedente de la de Santo Toribio de Liébana.

El 24 de Marzo del año 2011 S.M. el Rey Juan Carlos I concede el Título de REAL a nuestra Corporación. El, 21 de febrero de 2012, S.M La Reina acepta la petición del nombramiento como Camarista de Honor.

El 25 de Octubre del año 2013 en agradecimiento a los servicios prestados a todos los onubenses la Hermandad Nombró al Cuerpo de la Policia Local como Hermano Mayor Honorario del Señor de Huelva.

El 10 de noviembre de 2015 en la singular coincidencia del 400º aniversario del Voto de Sangre Concepcionista de la Hermandad del Silencio de Sevilla (a la que estamos agregados desde 1797) y el 500º aniversario de la Iglesia de la Concepción nuestra Sede Canónica, los Hermanos y hermanas de la Cofradía Hicieron Pública adhesión y juramento de defender la singular condición de Concepción Inmaculada de Nuestra Madre de Virgen María con la misma fórmula usada en 1615 gracias a la generosidad de la Junta de Gobierno  de la Madre y Maestra de las Cofradías de Penitencia.

El Cabildo General Ordinario de Hermanos de Noviembre del 2015 aprobó por Unanimidad la concesión de la Medalla de Oro de la Hermandad a la Orden de Frailes Mínimos en cuyo seno del antiguo convento de la Victoria surgió nuestra hermandad.

El 12 de Febrero de 2016 el por entonces Ex-Alcalde de Huelva D. Pedro Rodríguez González donó el Bastón de Mando de su período de Alcaldía al Señor de Huelva, Concejal perpetuo de la ciudad desde 1983.

El 16 de septiembre de 2016 coincidiendo con el 400º aniversario del fallecimiento del fundador de la Orden de Frailes Mínimos, San Francisco de Paula, la Delegación General de la Orden autorizó la incorporación del Santo como Titular de la Cofradía.




Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Huelva.
C/ Rascón 31. 21001 Huelva
959285372 - nazarenohuelva@hotmail.com

Sitio web desarrollado por Gestiona Business Solutions s.l.